DÍA DE LA MUJER TRABAJADORA

08 de marzo de 2016

Quiero serte muy sincera. No me gustan las fechas señaladas; para mí, son imposiciones más que celebraciones. Entiendo que se marca una fecha para que la causa no caiga en el olvido (aunque exista una interminable lista de días internacionales de cosas absurdas), pero el simple hecho de que cada año se monte el mismo revuelo alrededor de un día concreto en el calendario y que los 354 días restantes la causa casi no exista, me aburre tremendamente.

Hoy 8 de marzo, y sabiéndome incoherente con lo que te acabo de contar, escribo este post con motivo del Día de la Mujer Trabajadora.

En mi entorno más próximo, jamás he vivido situaciones donde el machismo fuera el protagonista. Nada parecido a esa actitud puede describir a mi pareja, a los hombres de mi familia ni a mis amigos. Quizá por eso me siento tan desconectada de este problema aún siendo muy, muy consciente de que tristemente existe y todo lo que se está luchando por la igualdad. Porque no soy capaz de comprender este tipo de violencia hacia la mujer.

Tampoco me he enfrentado a ninguna situación laboral en la que me haya sentido en inferioridad respecto a los hombres. De hecho, en casi todos mis trabajos he estado rodeada exclusivamente de mujeres y cuando ha sido con hombres, ni por un momento me he planteado una hipotética situación de inferioridad. Porque no lo comprendo.

Por eso no quiero hablarte de lo triste que es que se tenga que seguir hablando de la desigualdad laboral entre los hombres y las mujeres ni darte ninguna lección sobre ello, y si tengo que elegir una causa por la que luchar en el Día de la Mujer Trabajadora quiero que esa sea trabajar en lo que me apasiona.

Que no lo marque una fecha: todos los días del año son tu día, working girl; no lo hagas por demostrar nada a nadie, hazlo por y para ti. Y lo mismo le digo a un working boy. Para mí, este día es de todas las personas que cada mañana saltan de la cama con la enorme ilusión de sacar adelante sus proyectos y perseguir el trabajo de sus sueños. Que no se conforman y se mueven por una sana ambición. Y a medida que yo persigo el mío y aprendo por el camino, quiero compartirlo contigo, porque habrá muchos días en los que te levantarás antes de que suene el despertador, pero también otros en los que pospondrás la alarma varias veces. Por eso estoy aquí con este blog, para rescatarte de los días malos y ayudarte a que recuperes la motivación y energía que te hace funcionar en tu carrera de fondo hacia el trabajo de tus sueños.

Working Girl's Day | Working Girl Lifestyle

A._

WRITE A COMMENT